Las mejores preguntas que puedes hacer en una entrevista

¿Tienes una entrevista de trabajo? Descubre las preguntas más interesantes que puedes hacer para destacar.

NUESTROS USUARIOS HAN SIDO CONTRATADOS POR

NUESTROS USUARIOS HAN SIDO CONTRATADOS POR

¿Cuáles son las preguntas más frecuentes en una entrevista de trabajo?

Cuando preparamos una entrevista de trabajo, muchas veces estudiamos cuáles son las preguntas más frecuentes que nos pueden hacer y cómo responderlas. Sin embargo, es habitual que en muchas de estas entrevistas también nos permitan cambiar de rol y ser nosotros los que, en una parte del proceso, preguntemos lo que consideremos oportuno.


Esto no es algo casual ni tampoco supone un detalle especial por parte de la empresa, sino que es un elemento más de todo el proceso de selección. De hecho, es casi tan importante como el tiempo que hemos dedicado a responder a lo que el reclutador quiere saber, ya que estas preguntas dicen mucho de nuestras capacidades, nuestra personalidad y el interés por el puesto de trabajo al que nos presentamos. Ten siempre en mente las habilidades que has incluido en tu currículum para que puedas responder a las preguntas.


Es fundamental estar prevenido ante la posibilidad de que el entrevistador nos plantee asumir el protagonismo de la entrevista. Si aprovechas bien tus preguntas, conseguirás diferenciarte del resto de candidatos y llamar la atención del responsable de Recursos Humanos. 


Crea Tu CV

¿Qué preguntas puede hacer el candidato al entrevistador?

Como venimos comentando desde el inicio del artículo, saber qué preguntas hacer como candidato al entrevistador puede marcar la diferencia entre pasar a la siguiente fase del proceso de selección o acabar en la pila de descartes. Aquí tienes algunos ejemplos:

¿Cómo es el día a día de un trabajador en este cargo?

Es una buena manera de demostrar interés por el puesto, al tratar de conocer cómo funciona el mismo desde el punto de vista de la propia empresa. Es cierto que tenemos los datos del puesto para hacernos una idea, pero la mejor respuesta de la situación particular del día a día del puesto y de sus procedimientos nos la dará el reclutador.

¿Qué se espera del candidato elegido para el trabajo durante los primeros 90 días?

Con esta pregunta conseguimos dos objetivos. Por una parte, demostramos nuestro enfoque hacia los resultados y los logros, ya que la respuesta formará parte de los objetivos que perseguiremos en nuestro trabajo. Por otra parte, también es una buena manera de demostrar interés en el puesto, al querer conocer más detalles específicos del mismo, en lo que a su ejecución se refiere.

¿Cómo es la estructura del equipo y el departamento?

Otra buena forma de mostrar interés y demostrar iniciativa. Conocer los detalles del área concreta en la que vas a trabajar es algo que refleja tu voluntad de profundizar más en el puesto, de cara a desempeñarlo con la máxima eficacia.

¿Cuáles son los principales retos del departamento a día de hoy?

Esta pregunta es similar a la anterior y también muestra ese interés por el puesto, por el mismo motivo. De hecho, puede ser más interesante recurrir a ella si el puesto lo requiere, en empresas o departamentos que estén sujetos a cambios en el momento de acudir a la entrevista.

¿Cuáles son los objetivos a largo plazo de la empresa?

Esta es una de las cuestiones que, por mucho que hayas evaluado a la empresa, tal vez no hayas podido resolver. Pensemos que el paso de los años supone un cambio considerable para la empresa, por lo que conocer cuáles son esos objetivos a largo plazo nos servirá para demostrar interés por el puesto y nuestro deseo de vincularnos a la misma a largo plazo.

¿Qué oportunidades de formación ofrece la empresa?

La formación es algo fundamental para desarrollar cualquier carrera profesional y es algo clave en muchos sectores profesionales. Esta pregunta deja claro que te gustaría no solo vincularte a la empresa a largo plazo, sino también ir mejorando tus habilidades. Un detalle de compromiso que también fortalecerá tu candidatura.

¿Existe la posibilidad de seguir mejorando a nivel profesional dentro de la empresa?

Entre las razones que más motivan a muchos trabajadores se encuentra la posibilidad de desarrollar una carrera profesional de calidad en la compañía. Preguntar por las posibilidades al respecto es una forma de mostrar tu compromiso con el puesto y con la empresa.

¿Qué tareas realizaba la persona que ocupaba antes este cargo?

Aunque seguramente, al analizar la oferta, hayamos visto lo que la compañía busca en el perfil profesional del candidato ideal para cubrir el puesto, también es una buena opción recabar esta información directamente del reclutador.

Por cierto, aunque estos son algunos ejemplos, no están todas las preguntas que se pueden hacer, como es lógico. Por eso, no viene mal pensar en algunas preguntas propias, sobre todo porque, dependiendo del sector, es necesario hacer preguntas más técnicas o específicas y no solo genéricas.

Preguntas que debes evitar hacer en una entrevista

Saber qué preguntas puedes hacer en una entrevista de trabajo es importante. Pero también es clave saber qué preguntas NO debes hacer en una entrevista de trabajo para no reducir tus probabilidades de seguir en el proceso de selección.

En general, conviene evitar aquellas preguntas que demuestren falta de interés por el puesto, falta de preparación de la entrevista o bien aquellas que puedan sembrar dudas sobre tus cualidades y los datos de tu currículum. Tampoco conviene hacer preguntas que tengan una respuesta de sí o no, salvo que quieras confirmar algún dato concreto, ya que no son relevantes durante el proceso. 

Para que lo tengas claro, te dejamos algunos ejemplos de este tipo de preguntas:

1. ¿Qué hace exactamente esta empresa?

Es algo que deberías saber, dado que has solicitado  un empleo en la misma.

2. Si consigo el trabajo, ¿puedo pedir las vacaciones nada más empezar?

No hace falta comentarlo.

3. Si me contratáis, ¿podré cambiar el horario de trabajo según lo necesite?

Empezar dificultando a la compañía su propia organización con este tipo de cambios es algo ideal para que descarten tu candidatura.

4. ¿He respondido bien a la pregunta?

En una entrevista no hay respuestas correctas ni incorrectas. Y preguntar no es necesario ni recomendable.

Como último consejo al respecto, es importante mantener el tono de voz cordial que habrás mantenido durante toda la entrevista en esta última fase. El hecho de que hayamos cambiado los papeles temporalmente no debería ser motivo para que recurras a un tono más inquisitivo en esta fase de la entrevista.


Todo lo que debes saber sobre las entrevistas de trabajo

Si quieres pasar la fase de entrevistas con éxito, debes tener una buena combinación de formación, experiencia laboral y habilidades. Por ello, es fundamental que sigas mejorando todos estos aspectos para conseguir un mejor futuro laboral y que prepares correctamente tu CV y tus entrevistas de trabajo con antelación

Si necesitas ayuda para redactar un currículum que te permita diferenciarte del resto de candidatos, prueba el generador de CV de Ayuda CV. Y si necesitas más consejos para superar las diferentes fases de las entrevistas de trabajo, consulta nuestros artículos:

Cómo redactar una carta de presentación
Ejemplos de CV
Generador de CV

Preguntas frecuentes sobre qué preguntar en una entrevista de trabajo

P: ¿Por qué es importante preparar preguntas para una entrevista de trabajo?

En primer lugar, porque estas preguntas son ideales para obtener más información sobre el puesto de trabajo, sus responsabilidades y cualquier otra duda que tengas al respecto. Pero también porque este momento te permite demostrar tus conocimientos sobre el cargo, sobre la empresa y sobre cómo te has preparado para la entrevista.

Por si esto fuera poco, no son muchas las personas que se preparan esta parte de la entrevista. Así que, si cumples con tus deberes, te será más fácil destacar sobre los otros candidatos.

P: ¿Se debe preguntar por el salario en la entrevista de trabajo?

Enfocar el tema salarial ha sido tradicionalmente problemático a la hora de afrontar una entrevista de trabajo. De hecho, algunos reclutadores veían con malos ojos a los candidatos que preguntaban por el sueldo durante la entrevista.

Afortunadamente, hoy día el problema está en vías de resolverse. Por un lado, porque ya muchas empresas incluyen el sueldo en la oferta o bien se refieren al convenio como referencia, algo que elimina la necesidad de preguntar. Y en el caso contrario, siempre que la forma sea correcta, tampoco es una pregunta que se deba evitar. A fin de cuentas, es obvio que trabajamos por un sueldo.

P: ¿Qué ocurre si no hago ninguna pregunta en una entrevista de trabajo?

Si no tienes ninguna pregunta que hacer en la entrevista de trabajo, estás demostrando dos cosas. Por un lado, que no tienes interés en conocer en profundidad el puesto o la empresa en la que quieres trabajar. Y la segunda, que tampoco has dedicado tiempo a preparar la entrevista. Dos cuestiones que, obviamente, perjudican tu candidatura.

Por eso es recomendable tener al menos un par de preguntas que puedas hacer, incluso aunque sean cuestiones genéricas como las que hemos mencionado en este artículo. Siempre será mejor que responder que no tienes ninguna pregunta que hacer.

AyudaCV

Mueve tu curriculum a la cima de la pila de "si"!

CREA TU CURRICULUM

Personalizamos tu experiencia.

Usamos cookies en nuestro sitio web para asegurarnos de ofrecerte la mejor experiencia posible, conocer a nuestros usuarios y ofrecer un mejor marketing. Por eso, puede que compartamos con terceros la información que recogemos. Al hacer clic en “Permitir cookies”, nos darás tu consentimiento para usar todas las cookies. Si prefieres permitir cookies concretas, haz clic en el enlace “Gestionar cookies” que se muestra abajo.

Gestionar cookies