Las 10 preguntas más frecuentes en una entrevista de trabajo

¿Tienes una entrevista de trabajo? Descubre las preguntas más habituales que hacen los responsables de selección y las respuestas más adecuadas.

NUESTROS USUARIOS HAN SIDO CONTRATADOS POR

NUESTROS USUARIOS HAN SIDO CONTRATADOS POR

¿Cuáles son las preguntas más frecuentes en una entrevista de trabajo?

Por fin ha llegado el día de la entrevista de trabajo para ese puesto que tanto te gustaría conseguir. Seguro que llevas mucho tiempo preparándote para ello, pero a veces no es tan fácil. Sobre todo porque no tenemos una bola mágica ni la capacidad de predecir qué nos van a preguntar en ese momento.


No obstante, sí hay algo que puedes hacer para adelantarte a los acontecimientos y mejorar tus posibilidades de lograr el empleo. Se trata de saber cuáles son las preguntas que se suelen hacer en las entrevistas de trabajo. De esta manera, podrás ir a la entrevista con una cierta tranquilidad y, además, tendrás más claro todo lo que sabes sobre el empleo y la empresa, pero sobre todo, sobre ti mismo y tu currículum vitae.


Sin embargo, hay una pregunta para la que quizá no te hayas preparado: «¿Tienes alguna pregunta para nosotros?»


Esta frase que, a simple vista, podría no parecer muy importante, es en realidad uno de los elementos clave de cualquier proceso de selección. Si aprovechas bien tus preguntas, conseguirás diferenciarte del resto de candidatos y llamar la atención del responsable de Recursos Humanos. 


Crea Tu CV

Las 10 preguntas más frecuentes en una entrevista de trabajo

Ahora que ya sabes cuál es el contexto de este artículo, es el momento de pasar a la acción. Para ponértelo más fácil, además de desvelarte cuáles son las posibles preguntas que te hará el entrevistador, también te daremos algunas recomendaciones sobre la forma más adecuada de responderlas.

1. ¿Por qué quieres trabajar aquí?

Aunque es una pregunta obvia, muchos candidatos responden con generalidades, o demostrando que no saben nada de la empresa ni del puesto al que optan. Para evitarlo, haz tus deberes y analiza previamente la compañía y el cargo que has solicitado. Con esa información te será más sencillo responder a la pregunta con sinceridad y hacer que tu respuesta concuerde con tu objetivo profesional.

2. ¿Cuáles son tus fortalezas y tus debilidades?

Una pregunta casi imprescindible y que requiere de un tratamiento concreto. Por una parte, es clave que seas sincero en ambos aspectos. Pero por la otra, conviene no presumir demasiado de tus fortalezas y suavizar tus debilidades, por ejemplo, indicando que estás trabajando en mejorar en esas áreas. Y como siempre, ten en cuenta los requisitos del puesto y las características de la empresa para elaborar la respuesta correctamente. Si sabes cómo mostrar las habilidades en tu CV tendrás parte de ese trabajo hecho.

3. ¿Por qué deberíamos contratarte? 

Típica pregunta abierta y que es una buena oportunidad para lucir tus logros, tus habilidades y lo que puedes aportar al cargo. De nuevo, haber analizado previamente la oferta de empleo correspondiente te será útil, tanto para responder como para mostrar tu interés por el proceso.

4. ¿Por qué dejaste tu último trabajo?

Esta pregunta es una de las más complicadas de gestionar, sobre todo si esa salida no fue amistosa. Por eso conviene ser positivo, no centrarse en las partes más negativas y encajar la búsqueda de este nuevo trabajo como parte del proceso de tu propia mejora profesional.

5. ¿Qué nos contaría tu anterior jefe sobre ti?

Una cuestión bastante similar a la anterior y que, a veces, suele surgir directamente a continuación. La forma de responder es similar a la mencionada para la pregunta anterior.

6. ¿Qué tienes tú que no tengan los demás candidatos?

Antes de contestar, conviene tener claro qué es lo que el reclutador quiere oír. No se trata de añadir habilidades o rasgos de tu personalidad que no tengas, pero sí pensar en cuáles son los valores y características que tendría el candidato perfecto para el puesto y exponer aquellas que poseas y que puedas demostrar.

7. ¿Dónde te ves en 5 años?

Aunque es cierto que la vida da muchas vueltas en un plazo tan largo, lo mejor es ser sincero. Te recomendamos hablar sobre tu deseo de permanecer en la empresa y las posibilidades de crecimiento que tendrás durante ese tiempo.

8. ¿Qué sabes de nuestra empresa?

Una pregunta fácil de gestionar si has hecho tus deberes y te has informado sobre la compañía en la que quieres trabajar. Eso sí, conviene mencionar solo los dos o tres puntos más destacados y, a ser posible, relacionados con el cargo: nuevos lanzamientos de productos, apertura de una nueva sede, ampliación de sus operaciones, etc.

9. ¿Cuál es tu objetivo salarial?

El sueldo suele ser uno de los aspectos más controvertidos en una entrevista de trabajo. Afortunadamente, muchas ofertas incluyen ya el rango salarial en el que el puesto se mueve, así que esto no es un problema grave. Si no es el caso, evalúa cuál es el salario habitual para el cargo que solicitas y muévete en esa horquilla. La excepción la forman los empleos de alta dirección, donde los sueldos son más elevados y el margen de negociación es mayor. Aquí tienes más opciones para subir tu nivel e incluso añadir otras opciones, como el cobro por resultados, participaciones y objetivos.

10. Preguntas abiertas

En muchas entrevistas de trabajo se incluye un tipo de pregunta que no trata tanto sobre tus características, sino que se utiliza para ver tu capacidad de reacción y tu respuesta ante una situación determinada.

Es importante saber que esta puede estar relacionada con el puesto de trabajo, como preguntarle a un dependiente cómo reaccionaría ante la reclamación de un cliente. Pero también puede ser una pregunta totalmente aleatoria, como la clásica de «¿Qué tres objetos te llevarías a una isla desierta?». En este caso, prever la pregunta es complicado, pero saber que esta puede formar parte del proceso de selección siempre ayuda.

¿Por qué se utilizan tanto estas preguntas en una entrevista de trabajo?

El motivo principal por el que estas preguntas son las más habituales tiene que ver con el hecho de que una compañía quiere saber la mayor cantidad de información posible sobre su futuro trabajador. Si las analizas desde el otro lado de la mesa, el del reclutador, verás como todas son bastante lógicas. De hecho, una vez que las hayas leído, seguramente veas el proceso de otra manera, entendiendo así que se usen tanto.

Por eso es crucial conocerlas y saber qué responder a las mismas. Algo para lo que basta con conocer tus cualidades, tu carrera profesional y tu formación, a fin de mostrar las fortalezas que mejor encajen como respuesta. De todos modos, tampoco te preocupes, ya que te daremos algunos consejos para cuando llegue la hora de responder.


Todo lo que debes saber sobre las entrevistas de trabajo

Aunque te hemos contado parte de lo que debes saber para superar una entrevista de trabajo con éxito, a veces el problema es pasar la primera parte del proceso de selección. Para conseguirlo, es clave que tu currículum muestre una buena combinación de competencias, experiencia laboral y habilidades relacionadas con la vacante a la que te quieres presentar. 

Si necesitas ayuda para redactar un currículum que te permita diferenciarte del resto de candidatos o necesitas más consejos para superar las diferentes fases de las entrevistas de trabajo, consulta nuestros artículos.

Preguntas frecuentes sobre qué responder en una entrevista de trabajo

P: ¿Cuáles son las preguntas más difíciles de una entrevista de trabajo?

En general, en una entrevista de trabajo no hay preguntas difíciles si tienes claro el perfil que busca la empresa y lo que puedes ofrecer. Tanto las preguntas que hemos indicado aquí, como las que puedan parecerse a ellas se responden cómodamente con esa información.

La única excepción podrían ser las respuestas abiertas o de situación que hemos mencionado. Estas sí resultan más complejas, especialmente ante la imaginación de algún entrevistador. Pero si te tomas un minuto para reflexionar y usas la información que tienes, no te supondrá un problema responder de forma adecuada y mostrar tu buena iniciativa.

P: ¿Qué preguntas no me deberían hacer en una entrevista de trabajo?

En general, no deberían hacerte ninguna pregunta relativa a tus creencias políticas o religiosas, a tus preferencias sexuales, a tu estado civil, si tienes hijos o si deseas tenerlos y, en general, a cualquier aspecto de tu vida privada y que no sea estrictamente profesional.

En caso de que te hagan estas preguntas, estás en tu derecho de no responder, lo que puedes comunicar al reclutador cordialmente. Y en caso de sentir que se han vulnerado tus derechos por no responder a estas preguntas, el hecho sería denunciable ante la autoridad laboral.

P: ¿Cuáles son las respuestas correctas en una entrevista de trabajo?

En general, no existen respuestas correctas o mágicas en una entrevista de trabajo. Por eso, deberías centrarte en aspectos como demostrar que has entendido los detalles clave del puesto y de la empresa, resolver posibles dudas sobre tu formación, experiencia o habilidades y mostrar con claridad las razones por las que quieres el puesto.

En general, las preguntas que hacen los reclutadores tienen precisamente este objetivo, así que no te será difícil encontrar las respuestas adecuadas para lograrlo.

AyudaCV

Mueve tu curriculum a la cima de la pila de "si"!

CREA TU CURRICULUM

Personalizamos tu experiencia.

Usamos cookies en nuestro sitio web para asegurarnos de ofrecerte la mejor experiencia posible, conocer a nuestros usuarios y ofrecer un mejor marketing. Por eso, puede que compartamos con terceros la información que recogemos. Al hacer clic en “Permitir cookies”, nos darás tu consentimiento para usar todas las cookies. Si prefieres permitir cookies concretas, haz clic en el enlace “Gestionar cookies” que se muestra abajo.

Gestionar cookies